sábado, octubre 21, 2006

La gota que rebalso el vaso

La gota que rebalso el vaso puede verse en una de las vitrinas de nuestro museo, eternamente cayendo y provocando una sencilla catastrofe domestica. Rogamos no tocar el vaso.

Esta metafora alude a un hecho negativo, poco significativo en si mismo, que desencadena una reaccion muy fuerte, puesto que su efecto se acumula sobre el de otros. Una ofensa, una decision injusta, un accidente, provocan en la victima una reaccion decisiva, que cambia la actitud de paciencia y resignacion con la que se soportaron agravios previos.

Un interesante ejemplo del uso de nuestra metafora, es el del canciller argentino Jorge Taiana en julio del 2006, refiriendose al deterioro de las relaciones entre su pais y el Uruguay:

"Todos estos desarrollos conformaron la gota que rebalsó el vaso de nuestra buena fé, si se me permite usar la metáfora. Un vaso lleno con más de dos años de frustraciones, del agotamiento de los esfuerzos negociadores constantemente impulsados por nuestro país."


El sr. Taiana no se refiere a un acontecimiento que acabe con la paciencia argentina, sino a varios que -juntos- conforman la "gota" en cuestion. El "vaso de la buena fe" es una metafora en si misma, por supuesto, para aludir a una actitud magnanima capaz de tolerar agravios como un recipiente contiene agua. El misterio, claro esta, reside en saber de que tamano es ese "vaso": se trata de un vasito tequilero? o de un poderoso kero incaico rebosante de chicha?

Otro ejemplo, esta vez de Mario Vargas Llosa respondiendo a una entrevista en 1989, ilustra el uso de la metafora con una ligera variacion: la gota no "rebalsa" el vaso, sino que simplemente lo "colma". Este es, entonces, el escritor peruano refiriendose a su ruptura con la revolucion cubana:


Pero lo que fue definitivo, fue el "caso Padilla". Creo que fue realmente la gota que colmo el vaso; es un caso que ustedes conocen, que fue ventilado por toda America Latina durante mucho tiempo, fueobjeto de una polemica interminable y alli tambien un poco por las circunstancias, no por haberlo yo decidido, pase a tener una especiede rol muy visible en lo que fue la protesta por el caso Padilla.


Al parecer el uso de "colmar" en vez de "rebalsar" es peninsular y es por eso que Vargas Llosa -quien ha vivido mucho tiempo en Espana- lo adopta. Ciertamente, es una morigeracion de la imagen clasica, puesto que el vaso metaforico no se ha derramado, la tragedia todavia no ha ocurrido. Pero la idea sigue siendo clara: se ha llegado a una situacion limite, en la que no se puede tolerar ni una agresion mas.


Lo que es curioso es que, en muchos de los ejemplos que he podido rastrear, la metafora se usa para referirse a hechos realmente graves, cuando -con mas fidelidad a la idea sugerida- podria referirse a un hecho menor.


La metafora tiene similitudes semanticas con otras, como la chispa que incendio la pradera, utilizada por Mao Zedong o -en ingles- con "the last straw", es decir, "la ultima brizna de paja" que -agregada a la pesada carga de un camello- quebro el espinazo del pobre animal. Por supuesto, estos objetos fantasticos se encuentran muy cerca a esta vitrina.

3 Comments:

Blogger Miguel Rodríguez Mondoñedo said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

octubre 21, 2006 4:59 p. m.  
Blogger Miguel Rodríguez Mondoñedo said...

Excelente blog. Felicitaciones.

Interesante eso de que "colmar el vaso" sea una morigeración de la imagen clásica. Un significado de "colmar" es:

"Llenar una medida, un cajón, un cesto, etc., de modo que lo que se echa en ellos exceda su capacidad y levante más que los bordes"

Esto no es exclusivo de los dialectos peninsulares, sin embargo. Nosotros también decimos cosas como "me colmó la paciencia".

Pero es verdad que "rebalsar" no se usa con ese sentido en los dialectos peninsulares (donde es más bien un sinónimo de "embalsar"). Estos dialectos pueden usar "rebosar" para indicar "rebalsar", sin embargo, lo cual indica que la opción de "colmar" en efecto es un intento de contener los efectos de la metáfora, y no simplemente una cuestión de preferencia dialectal---pero siempre está el hecho de que "colmar" es una palabra más bonita que "rebosar" y "rebalsar"

octubre 21, 2006 5:00 p. m.  
Blogger Eduardo Gonzalez said...

Se agradece el comentario, Miguel. Sugieres, entonces, que el significado correcto de "colmar" indica, en efecto, un desborde? Y que tal "la gota que "desbordo" en vaso?" ... no, es horrible, tienes razon.

octubre 23, 2006 1:53 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home